Hay días que dan ganas de pasarlos en cama, pero totalmente, o no despertar hasta que sepas que el día va a ser provechoso y el de hoy no ha sido muy provechoso, sólo una pequeña charla con Alba ha sido la recompensa por levantarme de la cama.

El otro día, mientras estabamos en el descanso de la hora de publi, me di cuenta de una estúpida manía que tengo y de ninguna manera puedo evitar. Nos ponemos en situación, el profe ha dejado 10 minutos de descanso para ir al baño y tal y yo como tengo hambre bajo a comprar algo a la maquinuela, que la cafe está lejos, veo uns suculenta palmeraca Tío Patxi y meto 1€, la palmera cuesta 70€, por lo que el cambio son 0.30€, pa los que no sepan de números. Pues la manía es que primero cojo el dinero y luego la sustancia, pero antes cae la palmera y luego el dinero y es una cosa muy rara, por que el producto adquirido cuesta más que las vueltas que estoy esperando a coger y hasta que no cojo los cambios, no recojo mi compra. Soy así de raro.