Fuente: labutaca.net

Ayer estuve en el cine viendo la última superproducción de Marvel Studios: ‘Los vengadores’. Y hasta aquí la parte sin spoilers.

Como decía, ayer estuve en el cine viendo el estreno palomitero de lo que llevamos de año, al menos para mi. Y tengo que decir que me ha gustado, lo cual no tiene mucho mérito porque me encantan las pelis de superhéroes y tengo especial debilidad por los de la Marvel, en general. Es una película chachi piruli, con sus grandes escenas de acción y algunas más pausadas.

Para empezar, el plantel actoral es bastante amplio y conocido. Robert Downey Jr., Scarlett Johansson, Chris Evans, Samuel L. Jackson, Mark Ruffalo y, luego, algunos menos conocidos como Chris Hermsworth, Jeremy Renner o Cobie Smulders. De hecho, con dos excepciones, todos los actores lo hacen bien y cumplen con su cometido. Hay dos que me chirrían especialmente. Uno es Chris Hermsworth (Thor) que es un sinsangre aunque grite mucho e intente poner cara de cabreo, su tono divino tirando a pasota no me gusta mucho. El otro es el personaje de Cobie Smulders (Robin en ‘Cómo conocí a vuestra madre‘), aunque quizá sea por el doblaje y porque sigo viendo a la periodista exnovia de Ted Mosby y Barney Stinson. El caso es que esos dos personajes no me gustan nada.

Por otra parte están Tony Stark, al que vuelve a bordar Robert Downey Jr. y Hulk, que no Bruce Banner. Agradezco que Iron Man tenga mucho peso en la cinta, porque es un  gran personaje y su actor lo clava. Consigue transmitir ese rollo “genio, millonario, playboy y filántropo” que utiliza para definirse en la película y pone algunos de los mejores momentos cómicos del film. Por el otro está Hulk. Creo que ‘la Masa’ sale más en ‘Los vengadores’ que en el resto de sus películas juntas. Tiene muy buenos momentos cómicos y en el momento que aparece se come al resto, se come la pantalla y no solo por su tamaño. Hulk define a la perfección el título de este post y reparte hostia como panes, solo que más grandes.

Y se da lo que se promete en la puerta del cine. Empieza ligera y acaba fuerte. Hostias a tutiplen y una acción bien manejada. De hecho salí sorprendido de la sala con el manejo de la acción por parte de Josh Weddon. No todo son movimientos rápidos de cámaras que impiden ver nada, que lo hay, se ve y se desarrolla bien para una película de acción. De hecho, la escena en la que van pasando de un vengador a otro es cojonuda, aunque se nota demasiado que está hecha para gustar.

Me gusta que no se hayan centrado demasiado en los personajes, que para eso cada uno (excepto ‘Ojo de halcón’ y ‘Viuda negra’) tienen sus respectivas películas y se utilizan para eso. Quizás el personaje que más ha evolucionado dentro de la película sea el Capitán América, pero porque era del que menos sabíamos en el siglo XXI. Por lo demás bien unidos todos en su objetivo común. Y ahí creo que está el eslabón más débil de esa cadena que es ‘Los vengadores’. Se trata de Loki, el malo de la cinta. Es el hermano de Thor y ya se le vió liándola en la cinta que dirigió Kenneth Branagh (que no me entusiasmó) y repite en esta. Y la verdad no es que sea un villano excesivamente carismático y sus motivaciones son excesivamente insulsas, casi prefiero que no las tenga. Y que le den ‘pal pelo’ de tal manera, me resulta no muy creíble. Quizá sea que todo lo que tenga tufo a Ashgard no me gusta y esto es un ejemplo más.

También tengo que reconocer que me hubiese gustado más ver algún otro guiño y cameo del universo Marvel. Igual los hay y soy yo el que no me he fijado bien, pero no hubiese estado de más meter a Spiderman, para tratar de impulsar el reboot de la saga o algún guiño al edificio Baxter de los 4 Fantásticos, que también quieren relanzar. Aprovechar la reunión de superhéroes para meter más de los que están en proyecto y así tener un universo mucho más rico. De hecho no hace falta ni que salgan los protagonistas (aunque hubiera molado ver a Spidey salvando niños por New York).

En fin, se trata de una buena película de acción. Como el género de los superhéroes no se caracteriza por tener cintas brillantes, esta se coloca entre las mejores. No creo que supere a ‘El caballero oscuro’ de Nolan, que es la mejor, aunque también es distinta. Como digo, para ver hostias y superhéroes, ‘Los vengadores’ es una gran opción. He entrado al cine con muchas ganas y algún cabreo por las colas y he salido contento y ganas de volver a verla. Creo que se trata de ese tipo de films que entretienen y no buscan más que eso, espectacularidad y entretenimiento. Y si es lo que buscas en un momento dado, no es dinero desperdiciado en la entrada. Ahora sí, si no te gusta, no vengas a quejarte.

Recomiendo que os hagáis un ‘maratón Marvel’ para llegar con los personajes frescos y las historias recientes. Yo no lo he hecho, pero igual me pongo para el próximo visionado. Para terminar, os dejo el trailer, a ver si os dan ganas de ir a verla o no. Yo tenía ganas y no me ha defraudado. De las películas que quería ir a ver este año ya solo me quedan dos ‘La leyenda del caballero oscuro renace’ que iré a verla en IMAX y ‘El hobbit’ en 3D. Mientras espero, seguiré recordando ‘Los vengadores’, uno de los taquillazos del año.