Twitter es un reflejo de la vida y la sociedad, de hecho es como un enorme bar de dónde sólo me gusta salir para dormir, aunque muchas veces me abstraiga viendo lo que ponen en las diversas televisión del local o las recreativas tan chulas, pero es un bar a fin de cuentas. Y en todas las facetas de la vida está presente la popularidad, a todo el mundo le gusta ser conocido y que la gente esté atenta a lo que dices. Twitter, de nuevo, no es una excepción.

Y claro, ese gran bar mundial que es la red del pajarillo no está exenta de la popularidad, gente que cuando entra y dice algo, todos nos damos la vuelta para mirar y a veces contestamos. En el panorama nacional hay muchos de esos, Enjuto Mojamuto (@enjutomojamuto) con sus 102.964 followers, Enrique Dans (@edans) con sus 100.981, Andreu Buenafuente (@Buenafuente) con 147.525 seguidores, eso a nivel de España, fuera nos encontramos la asombrosa cantidad de 4.163.330 del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Esa es la gente popular, la que mueve las masas en Twitter, la que si nos contestan a un reply nos da algo. Luego están los menos celebrities pero aún así mantienen gran parte de la atención de la gente, pero de lo que quiero hablar es de los héroes de Twitter, lo que da nombre a este post.

vía zazzle.es

¿Qué son los héroes? La pregunta sería quiénes, pero hay tantos, que da igual. Los héroes de Twitter son aquellos usuarios que con un número bajo de followers o seguidores (dos cifras o debajo de los 300) tienen una gran cantidad de tweets. Esas personas que twittean lo que les gusta, lo que quieren, lo que hacen, lo que sienten, lo que les pasa, sin pensar en quién lo lee, cuántos lo leen o si lo van a retwittear, esa clase de gente es la que hace de Twitter lo que es. Me refiero a twitteros como Esther Muñiz (@esthermuniz), @Cleon_Girl , Clara Grima (@claragrima), Carol Ciordia (@carolciordia) o Ander Juan (@anderjuan), personas que twittean con vicio, gusto y de manera abundante sin dejarse influir por la gente que les lee o la popularidad que tienen, les gusta, disfrutan y siguen adelante.

Esta mañana he pasado la barrera de los 2000 followers y eso me ha hecho plantearme la labor de estos héroes, que entre los cinco mencionados (de tanta gente) suman 22.074 twitts, el doble que yo y cuyo número de seguidores es 818 entre todos, que no llega a ser ni la mitad que el mío. Por eso son héroes, porque los trabajadores anónimos levantan esta red, la mueven, la hacen crecer y se merecen que alguien, cuente, al menos medianamente, su historia, que sus 22.074 twitts trasciendan algo más, si puede ser, que a sus followers. Y como estos hay más, anónimos en un mar de usuarios que escriben con placer.

Por mi parte seguiré respondiendo, en la medida de lo posible, a todos los replys que me hagan, porque si esa persona se ha molestado en decirme algo, debería de invertir algo de mi tiempo en responderle, eso es Twitter, una comunidad, un núcleo, una cadena que debería ser tan débil como el más débil de sus usuarios. Yo seguiré usando Twitter a mi manera y leyendo, con gran gusto, los twitts de esos héroes de Twitter.

P.D: Sé que he olvidado a gente como @SuperWeNDo, pero si la pongo me descoyunta medio post, así que su mención a esa heroína twittera en un aparte :D