Plata en sincronizada. Fuente: MARCA.com

En otro post ya hablé del descalabro de los deportistas olímpicos españoles en Londres 2012. Se trata de una progresión que parece que continua. España es la 28ª en el medallero con seis medallas, de ellas, cinco han sido conseguidas por mujeres. Y es que para el deporte español, estos Juegos Olímpicos, son el de las mujeres. Y es que el deporte femenino nunca había acaparado tantos titulares, ni tanto espacio en las páginas deportivas. Parece que es como si se descubriese ahora mismo que el deporte femenino existe y es, tan solo, por las medallas conseguidas. Nada más acabar Londres 2012, el deporte femenino desaparecerá de nuestras vidas hasta 2016.

Aún así, este repentino interés por las mujeres deportistas atañe solo a la lucha por las medallas. Por ejemplo, casi todos sabemos que Usain Bolt ganó la medalla de oro en los 100 metros lisos con un tiempo de 9.64 segundos, la segunda mejor marca de todos los tiempos y récord olímpico. ¿Quién ganó los 100 metros lisos femeninos? La también jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, con un tiempo de 10.75 segundos. También podemos saber que Brasil y México se jugarán el oro olímpico en fútbol tras ganar a Corea del Sur y Japón respectivamente. ¿Qué pasa en mujeres? ¿Quiénes han llegado a la final? Ni más, ni menos que Estados Unidos y Japón, tras ganar a Canadá y Francia. Pero de ellas no se habla, no interesa.

Salida de los 100 metros valla femeninos. MARCA.com

¿Os habéis encontrado alguna vez con un mundial o europeo sub-21 de fútbol o así en la tele haciendo zapping? No es raro ver partidos de ‘la Rojita’ en abierto. De hecho, hace poco se proclamaron campeones de Europa en cuatro, si mal no recuerdo. ¿Sabíais que a mediados de agosto arranca la Eurocopa sub-20 femenina de fútbol? Si seguís los Juegos Olímpicos en Eurosport es posible que hayáis visto el anuncio. Pero ni Chus se interesará por ese campeonato. Fútbol femenino, ¿a quién le interesa? Por cierto, a la final olímpica han llegado dos de las favoritas, de hecho, Japón ganó el Mundial de 2011.

Otra cosa que me llama la atención es que todas las medallas conseguidas tienen que ver con el agua. Dos platas de Mireia Belmonte en natación. Un bronce de Maialen Chourraut en K-1. Una plata de Javier Gómez Noya en triatlón. Un oro de Marina Alabau en RS:X y una plata de las chicas de natación sincronizada. Se tratan de deportes con un menor impacto mediático y con menos ayudas económicas para poder entrenar y llevar a casa las medallas que tanto anhelan los espectadores y gobernantes. También se puede considerar ya la medalla del waterpolo femenino, que han alcanzado la primera final olímpica femenina de este deporte. El agua está presente en todas las medallas, por ahora. Existe la posibilidad de conseguir algo en balonmano femenino y, puede, que alguna otra prueba que por ahora no esté muy al tanto. No sé si Nuria Fernández podrá colarse en la final del 1.500 metros, pero, al menos, está presente en la semifinal.

El equipo español de waterpolo femenino celebra el triunfo. Laszlo Balogh/Reuters.

En otro orden de cosas, me da mucha pena el bronce de Elena Isinbayeva en salto con pértiga. Para mi, la rusa es una de las mejores atletas del mundo y de la Historia. Que duda cabe que no solo en su especialidad, sino en general. Ha llegado a saltar más de cinco metros, lo cual es mucho para una mujer y ha batido el récord del mundo en 28 ocasiones, una burrada. Estuvo nominada durante unos cuantos años seguidos al Premio Príncipe de Asturias del Deporte, galardón que ganó en 2009. Un premio, que por cierto, siempre ha estado copado por hombres y que solo han ganado cinco mujeres: Martina Navrátilová, Hassiba Boulmerka, Arantxa Sánchez Vicario, Steffi Graft y la propia Isinbayeva. Los dos primeros y los dos segundos fueron seguidos entre sí y tres han sido para tenistas. El deporte femenino es mucho menos mediático e importante para el público que el masculino, que duda cabe. Pero el deporte femenino es un gran valor y debería promoverse más en las televisiones y periódicos.

Quiero acabar este post mostrando mi apoyo y respeto a todos los deportistas españoles participantes en estos Juegos Olímpicos de Londres 2012. Llegar hasta donde han llegado es muy complicado y son muchas series y rondas previas que no vemos, ni nos interesan. Y más respeto a aquellos que han logrado algún diploma olímpico. Es complicadísimo llegar a una final o quedar entre los 8 mejores deportistas de una especialidad que solo se celebra cada cuatro años. Los diplomas olímpicos no son tan mediáticos como las medallas y suelen quedar como el consuelo para el público, pero son un gran logro para los y las deportistas de España.

Así que nada, estos son los Juegos Olímpicos de las mujeres. No solo en España, por el número de preseas (cinco frente a una), también para las mujeres del mundo, porque por primera vez en la Historia todos los países han enviado alguna representación femenina y, creo, que todos los deportes tienen sus dos modalidades, incluso el boxeo. Y mención a parte para Kazajistán, que lleva siete medallas, seis de ellas de oro. Impresionantes los kazajos.