Mucho se ha hablado y denostado del voto en blanco en unas elecciones. Un sobre vacío dentro de la urna que cada uno tiene una interpretación de su significado. El mío es la disconformidad tanto con los partidos/candidatos como con el sistema. No me gusta ninguna opción, pero ejerzo mi derecho al voto. Hay una plataforma que trata de convertir el voto en blanco en escaños vacíos en el Parlamento (autonómico y nacional, supongo, aunque añadiría provincial), una iniciativa loable que apoyaré y a la que me sumaré si es posible. El voto en blanco no debería ser inútil, debería expresar la voz de los descontentos.

Con lo que sí estoy en contra es con la abstención, puesto que me parece un acto de vagueza, más que de enfrentamiento contra el gobierno o el régimen establecido. Así que lo dicho, para mi el voto en blanco es útil y seguiré utilizándolo hasta que no encuentre algo mejor en lo que aprovechar mi voto.