Logo de kubilha: Periodismo cultural del Gran Bilbao

Gracias a @deimler

En este tipo de aventuras hay dos puntos de partida: con medios y pelado. Del primer tipo encontramos iniciativas como eldiario.es, Materia o JotDown. Del segundo estamos el resto. Ejemplos como GranadaiMedia, Cantabria Deportiva o Kubilha. Hablo de infraestructura y, sobre todo, visibilidad entre el gran público. Al final, los de la primera categoría son más conocidos  y el resto tenemos que intentar encontrar un hueco en el mar de información en el que navegamos. Aún así, es una bonita aventura la de echar a andar un medio digital.

Fue hace un año cuando empiezo a tener constancia de que quiero crear un medio digital. Puede que la idea viniese de antes y fuese fruto del aburrimiento, aunque creo que era anterior. Recuerdo que hacía sol, aunque me extraña que las notas del iPhone me indiquen marzo como fecha. Estaba con mi amiga Nagore (@nagoremarcos) tomando algo tranquilamente en La Triangu de Sope y charlando sobre la Universidad (aquellos tiempos) y compis de carrera. En esa situación se nos ocurrió montar nuestro propio medio deportivo. Queríamos emular a uno de nuestros compañeros, Rober (@.Rober_PDB) que había empezado con Cantabria Deportiva (@cantabriadeport). La idea planeó sobre nuestras cabezas y con un par de visitas al Burger King se fue moldeando la idea.

Dos meses después de aquella idea inicial, se me ocurrió intentar explotar el tema cultural en Bilbao. Vi un pequeño filón en la idea y, en mayo, me puse a darle forma a la criatura. Nagore decidió bajarse del burro porque no veía el tema cultural. Me deseó todo lo bueno y me puse a pensar qué podía hacer. Lo primero fue conseguir un nombre. He vuelto a mirar los nombres que tenía apuntados: Bilbultura Kulturilbao. Al final se quedó en Kubilha y bien que está, la verdad. Pasó el tiempo y no hice nada hasta verano.

El 18 de julio di una charla en un curso de verano de la Universidad de Cantabria. Ahí presenté por primera vez mi proyecto al público. Ya no había marcha atrás. Días (o semanas) antes, le había pedido a Rober González (@deimler) que me hiciese, por favor, un logo. Y vaya que si lo hizo. Muy currado. Se lo agradezco en el alma y espero pagarle algún día por tanto esfuerzo y dedicación. Volviendo a Santander, presenté Kubilha a los asistentes y ahí quedó la cosa. No podía echarme atrás. Puse como fecha de estreno el miércoles después del Evento Blog. En un principio pensé que iba a ser en octubre (se rumoreaba), pero fue en noviembre, así que la fecha quedó puesta para el 7 de noviembre.

Fue en agosto cuando me puse serio con el tema. Finales de agosto, más bien. Pasados los Juegos Olímpicos decidí tratar de reunir un equipo. Recuerdo que un día de verano, tras tomar algo en Bilbao, volvía con Ion a casa en metro y me crucé con Raquel Franco (@seofemenino), SEO de EiTB, y estuvimos hablando de un conocido en común. Me contó que había estado de prácticas en el ente vasco aprendiendo de SEO y, después, no le habían contratado. También me comentó que iba a empezar un blog de viajes para poner en práctica lo aprendido y que iban a ir al EBE a Sevilla. Poco después me puse en contacto con esa persona. Tras unos meses, forma parte del equipo de Kubilha y es un miembro valioso de la comunidad que estamos creando, no solo por los conocimientos que tiene, si no por las ideas que aporta. Nuestra chica de SEO, Olatz (@Olkua), es un grandísimo fichaje.

Luego, tras tantear por encima a Ion (@cationc) un par de veces, intenté reclutar a más gente para el equipo. Al final, me quedé solo con Ion como miembro, a priori, activo del equipo. El tiempo transcurre y nos plantamos a mediados octubre.  Ion reclutó por su cuenta a tres miembros nuevos: Amaia (@kesunik), June y Borja. Con el tiempo, solo quedó Amaia. Otro fichaje estelar, con ideas y contactos en el mundo cultural. Lo necesario para empezar con un medio especializado en cultura. Además es terriblemente inquieta y ayuda a dinamizar el grupo cuando anda falto de iniciativa.

Así llegó el gran día. El 7 de noviembre nos plantamos en ‘The Dubliners‘ y presentamos el proyecto. Estábamos solo tres de los cuatro miembros del equipo. Quiero aprovechar y volver a  agradecer a Lontzo (@lontzo), Iñako (@uhandrea), Itxaso (@itxasodiaz) y Álvaro (@Filmatu) su participación en la presentación del medio. Salimos de ahí con la página web abierta y dos únicas entradas. Tardamos en empezar a arrancar. Hubo unas semanas un tanto oscuras, con poca actividad. Pero eso ha pasado y hemos podido tirar hacia adelante. Ahora mismo tenemos un ritmo de publicación de dos textos diarios. Poco a poco. Despacito y con buena letra.

Estamos contentos con la acogida que ha tenido Kubilha. No solo por la accesibilidad de los creadores e instituciones, también por las respuestas positivas de la gente al respecto. Sé que los números de seguidores importan poco, pero en un mes hemos conseguido 200 ‘Me gusta’ en Facebook y 189 seguidores en Twitter. Las visitas no están mal y, más o menos, se equiparan a las que tengo en este blog. Para ser nuestro primer mes de vida, estamos muy contentos.

Todavía queda un mundo por delante. Como decían en Up: “La aventura nos espera”. Nos quedan muchas cosas por vivir. Queremos empezar a conseguir ingresos de alguna manera, plantearnos la búsqueda de una sede fija, seguir creciendo y, ante todo, hacer lo que queramos y como nos apetezca. Podemos llamarlo periodismo o cambiarlo de nombre, pero hacer lo que nos gusta, a nuestra manera y como mejor nos venga es una gran victoria inicial.