Este colaje lo he realizado esta tarde sobre las ocho, por lo que ahora mismo los titulares han cambiado y dicen cosas distintas. Me quiero centrar en ellos y en la diversidad. Cuatro periódicos decidieron titular con cierto sensacionalismo el importante alcance que ha tenido el incidente ocurrido en la central nuclear de Fukushima. ‘El Correo‘ y, sobre todo, ‘ABC’, ‘Público‘ y ‘El País‘ han decidido anunciar a bombo y platillo la gravedad del asunto en Japón utilizando las comparaciones, para que nos hagamos una idea. Y el modelo típico y básico para este tipo de sucesos es, desde 1986, el del reactor número 4 de la central nuclear de Chernóbil, en Ucrania.

El INES es la Escala de Internacional de Eventos Nucleares creada por la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés) y cuenta con una escala del 1 al 7 para calificar cualquier anomalía. Del 1 al 3 se consideran incidentes, de mayor o menor gravedad, pero incidentes, en cambio del 4 al 7 ya hablamos de accidentes. Para hacernos una idea, lo ocurrido en Chernóbil el 26 de abril de 1986 alcanzó el nivel 7 del INES, lo que ha sucedido en Japón alcanza el nivel 4, lo que es calificado como “Accidente con consecuencias locales“, es decir, no es un problema global.

Conviene recordar que lo que está sucediendo en Fukushima es debido a su cercanía con el epicentro de un terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter y un posterior tsunami que ha asolado la costa este del país, por tanto no son condiciones normales. También es bueno echar la vista atrás para ver que en 1999 Japón vivió otro accidente de nivel 4 en  Tokai-Mura, prefectura de Irabaki y en 1987 el INES califico de nivel 6, uno solo por debajo de Chernóbil, un incidente ocurrido en Brasil con una cápsula médica que contenía Cesio-137. Por ello creo que no nos encontramos ante el tercer peor incidente nuclear de la Historia, porque también se cuenta el ocurrido en el año 1979 en Three Mile Island, en Pennsylvania, considerado el peor hasta el ocurrido en la Unión Soviética. También estaría bien refrescar la memoria y decir que el número de muertos influye en la categoría que se le da al accidente.

Con esto solo quiero aportar datos sobre el tratamiento sensacionalista de la noticia. Es más, me parece que tanto ‘ABC‘ como el ‘El Correo‘ están saltándose el artículo 1.3.1.1 sección ‘e’ del ‘Libro de estilo de Vocento‘ que dice: “Los profesionales atenderán a las normas del buen gusto en el ejercico de su función periodística y se alejarán del sensacionalismo“. Puede que los titulares no sean del todo sensacionalistas, pero no se alejan mucho, por lo tanto contraviene su propio libro de estilo, que por cierto es el único del panorama nacional que recoge algo sobre el sensacionalismo. Por otra parte, tanto ‘El Mundo‘ como ‘Deia‘ tienen un tratamiento aséptico e informativo al respecto, alejándose un poco de la alarma que puede generar titulares como los de ‘El País‘ a la población española para con la energía nuclear. Cabe destacar el parecido de titulares entre el periódico de Prisa y el de Mediapro, ‘Público‘, con un titular prácticamente calcado.

Al fin y al cabo esto es el periodismo, diversas y diferentes maneras de ver y describir un mismo hecho. La variedad nunca ha hecho daño a nadie y se agradece poder leer distintas cosas según dónde mires. Un saludo.