Ya se acabaron las fiestas, hoy cayeron los últimos fuegos procedentes del antiguo fin del mundo, ahora llamado Galicia, o eso me dijeron. La noche de ayer, para mí, fue una destrucción total, sólo comparable con la de la Estrella de la Muerte (frikireferencia). Me lo pasé de puta madre (como siempre que salgo con esa pareja de locos), pusieron dos veces la gran canción (icono homosexual por excelencia) I will survive, una versión en castellano y la otra en inglés. Alaska también “salió” a cantar. Resumiendo, aunque me fui pronto (que eran las 5), me lo pasé muy bien y eso que no tenía demasiadas ganas de fiestas.

Resumen olímpico de hoy. Beijing 2008 ha cerrado sus puertas, han terminado los XXXIX Juegos Olímpicos. El balance, tal y como dije ayer, ha sido bueno, aunque habría que analizarlo. Menos medallas que en Atenas 2004, pero más oros,
no ha habido medallas en atletismo, pero aún así han sido unos buenos y bonitos juegos. La jornada de clausura ha dado a España sus dos últimas medallas, la ya consabida de plata de los chicos de Aíto (baloncesto), con resultado de 107-118, y una sorprendente, pero a la vez esperada medalla de bronce en balonmano. En ambas disciplinas se ha igualado el mejor resultado histórico en unos JJ.OO. Como apunte adicional, en la ceremonia de clausura Joan Llaneras, bimedallista, oro en ciclismo en pista y plata en la categoría de madison. Por cierto, ahora mismo acaba de finalizar la vuelta de la Supercopa de España entre el Valencia C.F. y el Real Madrid C.F., con un resultado de 4-2, favorable al conjunto merengue, que jugaba en el estadio Santiago Bernabeu. El total de la eliminatoria ha sido de 6-5 para los blancos.

Y con esto termino el repaso al día de hoy (y un poquillo de ayer). Al parecer funcionó la entrada programada (que grande soy). Como siempre, a ser felices y no mateís perdices, que luego se me quejan los de Greenpeace.