Mañana ya acabamos las fiestas, último día de agotador trabajo, me lo estoy pasando bien, pero me está pasando (grandes cebos los de ese programa) factura. A las 22:00 estaba sintiendo molestias, un malestar general que he estado a punto de irme a casa, al final se me ha ido cuando ha empezado a haber trabajo y he acabado reventado, pero bien. Eso sí, tengo la espalda y la parte inferior del cuello destrozadita total. No ha habido tanto curro como pensaba que iba a haber, es más, ha sido menor el trabajo que el de ayer, cuando debía de ser al contrario. Aún así las fiestas te dan la cuenta y jode tener que pagar, para muestra estas fotos.

<- Antes de salir a trabajar

A la vuelta ->

De tanto estar en la barra de fuera cerca de los pinchos morunos (que hay que ver como se vende la rica brocheta magrebí) se me está pegando un olor a carbon en la ropa y hasta en el tuétano (que pa quien no lo sepa, es una sustancia gelatinosa que hay dentro de los huesos). Aún así no llega un momento que diga, joder, estaba mejor en casa.

He estado mirando las estadísticas del mes de Julio, que como ya ha acabado, las tengo enteras. Ha habido un total de 1.138 visitas, siendo los días más visitado el 17 y el 27 con 60 entradas y los que menos el 5 y 6 con 9. La mayor proveedora de visitas es Aída con nada menos que 122 y la cadena de búsqueda que más visitantes ha redireccionado ha sido la búsqueda porno, lo cual me da miedito xDD.

Hasta aquí las estadísticas, mañana comentaré algo sobre ellas, pero no del blog, algo sobre estadísticas.

Y para acabar una pequeña confesión: soy rebelde. Por eso se puede decir que esto es diario de un rebelde. A partir de esta afirmación he sacado esta conversación conmigo mismo, ya vereis que rara xDD:
– Soy rebelde
– ¿Rebelde sin causa?
– No, no, rebelde con causa
– ¿Y qué causa?
– Pues la de todos los rebeldes
– Pero si cada rebelde tiene una causa distinta
– ¿Ah sí?, no tenía ni idea
– Sí, unos son rebeldes porque no siguen a los demás, otros lo son porque el mundo les hizo así
– Ah, pues ni idea
– Y entonces, ¿cuál es tu causa?
– Pues la de todos, ya te he dicho
– Pero si hay distintas causas, ya te lo he dicho
– Cierto, cierto. Pues mira que yo solo pensaba que había una.
– Pues no, hay varias, pero no te me andes por las ramas y dime, ¿cuál es tu causa?
– Luchar contra el malvado Imperio
– ¿De qué narices hablas, del imperio de la Coca-Cola o así?
– No, del Imperio. No me voy a dejar gobernar por el malvado emperador Palpatine, por eso soy rebelde, yo
apoyo a la Alianza Rebelde.
– ¿?
– ¿Es que no ves Star Wars?
– Pues la verdad es que para eso está tu zona cerebral
– ¬¬, gentuza…



<- Emblema de la Alianza Rebelde

Símbolo del Imperio Galáctico ->



Y
con esto me despido hasta la próxima actualización, que espero sea una vez terminadas las fiestas. Hasta entonces recordad:
Que la Fuerza os acompañe