Que la crisis está sobre nuestras cabezas y bolsillos no es algo que deba de extrañar a nadie. Y creo que tampoco asombro a nadie si doy a “conocer” la web Estosololoarreglamosentretodos.org, una página en la que todavía no he entrado y sobre la que ha caído una lluvia de críticas. No la he visitado y por ahora no me hace falta, el lema lo dice todo y la campaña (que a saber cuanto han gastado, o como se suele decir ‘invertido’) me parece un despropósito, pero no es eso lo que quiero comentar en esta entrada, es otra cosa.

Es cierto que esto se debe de arreglar, sea entre todos o los que lo jodieron, pero lo que sí que debemos de hacer entre todos es evitar que vuelva a pasar. Porque queramos o no, España es un país de caraduras y sinvergüenzas, donde el que puede robar roba, el que no lo intenta, y cualquier triquiñuela para evitar pagos y demás es vista como una heroicidad. Es esa cultura lo que nos ha hundido en la crisis. Sí, Zapatero nos metió, o los inversores, bancos y demás, sí, es cierto que no nos ha sacado todavía de ella, pero es la inmensa mayoría del país la que está haciendo que poco a poco nos vayamos enterrando más en el barro.

vía Inicios.es

Y me refiero a los empresarios que por ahorrar dinero contratan a inmigrantes sin papeles, hablo también de los inmigrantes que aceptan esas condiciones y luego van en busca de ayudas sociales, menciono a la gente que defrauda a Hacienda, la gente que se marcha sin pagar, que racanea hasta el último mísero céntimo, hablo de la gente que llora porque no tiene trabajo, pero vive de ayudas y no mueve un músculo para encontrarlo. Gente que intenta estafar a la empresa, al seguro, empresarios que no saben llevar sus negocios y acaban llevando a un montón de gente al paro. Toda esa amalgama social, que en España es numerosa, y que busca por encima de todo el beneficio propio, aunque haya que pisar a quién sea. Y sí, también hablo de los sueldazos de los políticos, que no dan un palo al agua, que no pisan su puesto de trabajo por estar haciendo a saber qué, que tienen otro trabajo y cobran dos sueldos estratosféricos para poder decorar el baño de sus casas con oro de 25 kilates.

Pues eso, que parte de la culpa la tiene la cultura del gorroneo y escaqueo en la que España es prolífica. Tenemos demasiados vicios, demasiados fallos como para poder competir con Europa. Y sí, el nivel de vida español se puede mantener aún sin ser unos caraduras, se puede vivir bien, incluso mejor, si miramos un poco por el prójimo. Yo estoy hasta las narices que dejarme los cuernos ayudando a la gente para ver su mala respuesta. Cada vez me da más vergüenza seguir formando parte de este país y de esta cultura, nos interesamos por lo que nos interesa o lo que es tan lejano como para que no nos afecte. Dirán lo que quieran, pero este es un país, mayoritariamente, de egoístas y jetas (aunque haya mucha gente que se salve, pero poca en proporción a los que no).

Así que nada más, esto sólo lo evitamos entre todos, cambiando la cultura y la mentalidad de este santo país. Un saludo.