Soy un fan total el contenido añadido en diversos textos. Soy un enamorado de la inclusión de la realidad aumentada en distintas publicaciones de papel. Creo que tienen una funcionalidad fuera de toda duda, son bastante innovadores y curiosos. Me encantan. No hablo solo de la realidad aumentada, también de otro tipo de contenido añadido que ayuda a enriquecer todo lo que se escribe. Las fotos de los posts, por ejemplo, son un contenido añadido muy valioso que se ha acabado implantando y es casi obligatorio. Como es texto en los blogs fotográficos. No deja de ser contenido que aporta valor al texto, pero podría ir perfectamente sin él, pero lo añadimos.

vignette_branded_canvas_02

Lo de las fotos es tan solo un ejemplo simple, pero hay más. Ya lo dije cuando hablé de los blogs de moda. Se lo digo mucho a @shopaholicp y se lo comenté el otro día a @MariaBernalT. Cuando escribas un post sobre ruta o lugares, no solo enlazar a las webs, también deberían crear las rutas en redes. Uno de los primeros posts en los que pensé que debería añadir una ruta fue este de Patricia. De hecho, se lo dije. Varias tiendas, un itinerario… ¿Por qué no hacer una lista en Foursquare con esos locales y que las chicas la puedan guardar para hacerla? Es generar contenido añadido, que cuesta algo más de tiempo, pero merece la pena.

Hay gente que escribe y regala ebooks en su blog a cambio de un tuit. Vilma Núñez (@vilmanunez) nos regala plantillas con sus tutoriales. Eso también es contenido añadido. Le da más vida y dimensión a lo que has escrito. No se queda solo en el blog, también permite ampliar conocimientos y ese contenido puede interesar y generar más visitas (si es lo que te importa). Estos casos los utilizan mucho en Social Media, pero se puede extrapolar a cualquier tipo de temática. ¿Por qué no escribir un libro digital de recetas de cocina  y regalarlo  en tu blog? Decía el otro día Miriam (@.miriamvelez_) que igual hacía un libro de recetas. Pues ya sabe, contenido añadido.

Los vídeos, son un recurso tremendamente útil. Comentaba hace un mes con Pilar (@pilarmr) que los vídeos de recetas express en Instagram me gustaban mucho. Una receta en menos de 20 segundos para ver cómo se hace. Si el vídeo acompaña a un texto donde explicas punto por punto cómo se hace, el resultado es muy satisfactorio. El cocinero (estrella Michelín) Fernando Canales también es de esos Le encanta el material audiovisual sobre cocina. Y ni qué decir de Arguiñano, que en HogarUtil.com tienes todas sus recetas en pequeñas cápsulas y como hacerlas. Aunque ahí, el contenido añadido es el texto.

Me gusta cómo revistas en formato digital para tabletas como Vis-À-Vis incorporen vídeos y animaciones dentro del formato que venden. ¡Eso es una revista digital! La Panenka también tiene vídeos de Youtube en su versión para iPad, aunque se necesita Internet, no se descargan los vídeos con el ejemplar. Son cosas que ayudan a contextualizar. Información añadida que puedes omitir en el texto y representarlo con alguna otra cosa.

A nivel muchísimo más bajo, están los enlaces. Quieras que no, creas contenido añadido. Si hacemos una lista, enlazar convenientemente cada punto puede ser beneficioso para ti y para el implicado. Cuando hablo de locales, además de realizar la lista, intento que los enlaces lleven a Yelp o Foursquare para que vean otras opiniones y fotos. Contenido añadido. Es el detalle perfecto para todo esto. Será que soy un detallista y perfeccionista, pero me encanta encontrarme cosas así.