Me ha llamado la atención la inauguración del puente sobre el mar más largo del mundo. Podría estar en Bilbao, por eso de hacer una bilbainada, pero no, para bilbainadas las que están haciendo los chinos, que baten plusmarcas en eso de hacer puentes. El anterior más largo también era suyo y también tienen el récord en longitud sobre tierra, el tramo alto por el que irá el tren de alta velocidad Pekín-Shangai de 164,8 kilómetros de largo. Una barbaridad lo que hacen los chinos, también tienen un gaseoducto mastodóntico que va desde Turkmenistán. Y luego dicen que no van a ser los amos del mundo, cualquiera lo diría. Creo que la expresión ‘trabajar como un chino’ tiene una clara referencia en las infraestructuras chinas.

Por si os interesa, este puente tiene 36,48 kilómetros de longitud, algo más que de Madrid a Ciempozuelos, de Barcelona a Vallcarca, cerca de Sitges, o algo menos de Bilbao a Bermeo. Y todo eso por encima del mar. Este pedazo monstruo de la ingeniería ha costado 2.300 millones de dólares y conecta ambos lados de la bahía de Jiazhou. Han conseguido reducir a la mitad el trayecto entre ambas orillas, de 40 a 20 minutos. La verdad es que el puente impresiona.

Fuente: El Correo.