Dexter, el oscuro pasajero (Darkly Dreaming Dexter). Jeff Lindsay. Traducido por Toni Hill Gumbao. Books4pocket. Barcelona. 2005. 285 páginas. 7€.

Dexter Morgan es un forense de la Policía Metropolitana de Miami, encargado de la sangre. A pesar de mantener una imagen de chico formal y ciudadano modelo, Dexter es en realidad un asesino en serie. Su vida es tranquila y apacible, mantiene relaciones con su hermana, su novia, sus hijastros, su jefe, sus compañeros… Pero un día todo cambia cuando se encuentra el cadaver de una prostituta troceado y sin una gota de sangre.

El libro mantiene el enfoque de la serie, los personajes y toda su estructura. No es para menos, el autor, Jeff Lindsay es guionista de la adaptación para la pequeña pantalla. Al leerlo he revivido la primera temporada de la serie en la que se basa. Una gran serie, que merece verse una y otra vez, no así el libro, que es bueno, pero sin llegar al nivel que mantiene la serie, seguramente por ser un gran producto audiovisual. Hay que decir, sin ánimo de destrozar el libro, que no sigue paso a paso la trama de los primeros 12 capítulos, hay diferencias. Por ejemplo vemos un Dexter más oscuro, menos social, mucho más cínico que el de la serie. Le importan mucho menos los demás de lo que aparenta con, por ejemplo, Debra en la producción televisiva.

Por lo demás es un buen libro, que consigue enganchar, al menos si ya has visto la serie. Clásico libro para leer en los ratos libres que te deja el metro y el autobús. Ligero y “manejable”, “Dexter, el Oscuro Pasajero, es una opción casi obligatoria para todos los seguidores del asesino en serie favorito de América. También están disponibles las otras dos temporadas, aunque creo que son distintas a lo que hemos visto en televisión. En resumen; me ha gustado porque adoro la serie, quizás a alguien que no le llame no le gustaría. Si no la has visto (tienes que hacerlo), te recomiendo leerte primero el libro y después visionar la primera temporada.

Un saludo