Imagen de Ciberprensa.com

El Gracias Sara se convirtió rápidamente en Trending Topic el último partido de España, hace casi una semana. El tema sigue coleando y, en su momento, se dieron reacciones de todo tipo al respecto. A mi me cansó el monotema y lo repetitivo del esquema desde un primer momento, pero reconozco que había algunos muy buenos. Lejos de entrar en el debate sobre si los comentarios eran machismo, envidia o simple diversión por el mal partido de la selección española, quiero hablar de otro tema. Se formó otra polémica acerca del “Gracias Sara”.

La discusión que se generó fue alrededor de la autoría de la muletilla. El pie a este debate lo dio ‘El País’ al publicar una entrevista con el supuesto autor del mismo.

La entrevista se la hicieron a @antonioagredano, uno de los primeros en usar el esquema del “Gracias Sara” en Twitter. El texto comenta que todo empezó el partido del España-Irlanda, en el que Carbonero estaba de inalámbrico en el campo. También se menciona que la autoría se ‘disputa’ entre el propio @antonioagredano y @jesusmalaga, pero el Twitter del diario de Prisa menciona al primero como creador. El, en teoría, tuit original era este:

Ahí comienza la polémica. Por Twitter, @jesusmalaga se atribuye la autoría y muestra una foto en la que razona su afirmación. Ese tuit ya no está disponible, pero tengo una captura de pantalla.

Y continúa con una serie de tuits en los que afirma ser el creador de la idea, incluso menciona la cuenta de Twitter del diario, pero no obtiene respuesta.

En esos momentos se ve que ‘El País’ peca de poco profesional y no contrasta fuentes o, aunque lo haga, no contacta con un, en teoría, autor original dispuesto a hablar con ellos. No es una persona que rehuya a los medios, a juzgar por los tuits. En medio de todo esto, aparece con una vela en nuestro entierro el bueno de @ErramunSebal y da una lección a todos descubriendo que la autora original del primer tuit al respecto del “Gracias Sara” fue @Raigada. Ni @antonioagredano, ni @JesusMalaga.

Al final, Jon demuestra que no era tan difícil dar con el tuit original y deja en mal lugar el trabajo de un medio de comunicación como ‘El País’. En este caso es el ciudadano el que recoge la información y la suministra al medio (otra cosa es si la aceptan o no), no el medio el que realiza una función social. Con un poco de esfuerzo se podría haber realizado un buen trabajo, con información completa y realizar un buen servicio, que es lo que viene a ser el periodismo, un servicio ciudadano.

La historia termina con @JesusMalaga reconociendo la autoría de @Raigada. En ‘El País’ no aparece nada a este respecto, así que ni se habrán enterado.

El tuit de la discordia, el que empezó todo, os lo dejo aqui: