Autor: teclasorg (CC).

El otro día le hice una entrevista a Juan Gómez-Jurado (@juangomezjurado) para kubilha (@kubilha) sobre la literatura y las nuevas tecnologías que es para lo que había venido a Bilbao. Entre una cosa y otra acabamos hablando del libro en papel y del eBook. ¿En qué punto estamos de esta ‘batalla’ entre el papel y las pantallas? Dijo Gómez-Jurado en su charla inaugural que uno de cada cuatro lectores de EE UU comprará un libro en soporte digital en 2012 y que ese 25% representa un volumen muy importante de las ventas totales.

Ahora mismo estamos en ese momento en el que la gente es reticente a la entrada de una novedad y prefiere el soporte papel. Las excusas, más emocionales que otra cosa, son variopintas. Reconozco que soy un romántico del papel, pero al final leo más en pantallas que textos impresos. Con los libros me pasa igual. En el último año he leído más libros en el iPad que en papel. De hecho, creo que he leído más libros que el año pasado. Confundimos el soporte con el contenido. Como digo, me encanta el tacto del papel, el olor, la sensación de tener un pesado volumen en las manos que no sabes cómo coger para que no se caiga. Adoro llevar los libros de mil páginas en la mochila, que se doblen las páginas al tener que meter algo a presión y repentinamente. El papel es la caña, pero un eReader es mucho más cómodo.

El papel no va a desaparecer. El vinilo no ha desaparecido. El mercado de libros digitales está empezando y con algunos precios que tenemos hoy por hoy, es complicado que vaya a seguir. El problema en todo esto es la industria que genera estos contenidos. Se ha creado una cadena que va desde el escritor al lector con las editoriales, distribuidores y libreros como intermediarios y va a ser difícil cambiarlo. Lo dijeron en LiburuTEKia, pagar 20€ por un eBook es caro. Pero no es descabellado que las editoriales pongan esos precios. Hay libros que cuestan pocos euros menos en versión digital que en soporte físico. ¿Y por qué no se permite la descarga de un ejemplar digital cuando lo has comprado en papel? No digo doce, digo uno.

¿Está el mercado lo suficientemente maduro como para aceptar el eBook sin problema? Yo creo que no. Decía Gómez-Jurado en la entrevista que va a haber muertos por el camino. Desgraciadamente tenía razón. La librería más cercana a mi casa ya ha echado la persiana. La última vez que miré había 25 librerías en mi pueblo, ahora una menos. Y seguirán cayendo. Las que sobrevivirán serás las especializadas y especiales. Algo parecido pasa con el Periodismo, pero ese es otro cantar. ¿Vosotros sois más de eBook o de papel?