Creo que a todos nos gusta fantasear con lo que haríamos si fuésemos millonarios, si no tuviéramos limitación monetaria para hacer lo que queramos. Y no soy ajeno a ello, además como tengo planteado serlo a medio-largo plazo, pues se me ha ocurrido pensar qué haría y entre otras cosas, montaría un cine.

Y no sería una cadena de cines o unos mukticines, si no el típico cine de pueblo o ciudad. Elegiría un edificio bonito y con historia y crearía un importante centro donde pivotase la cultura de la ciudad. Porque sería un cine con aire nostálgico, recuperando el antiguo espíritu, la gente podría hacer sesión continua, contaría con una cafetería para pasar el rato e incluso servicio de restauración, por si apetece comer. Siguiendo la tradición de los antiguos teatros, este cine tendría dos alturas, es decir, dispondría de un anfiteatro, para disfrutar de una mejor visión.

Pero ser retro no implica no adaptarse. La sala dispondría de un enchufe por butaca y acceso WiFi gratuito y libre, sin contraseña, cine 2.0. Además de una gran comodidad. Apto para la organización de todo tipo de eventos. Porque esa es la finalidad, tener un lugar para reunirse y charlar o montar tertulias y debates, todo ello de manera gratuita y altruista.

La fachada tendría ese tipo de cartel que se ve en la imagen, de la película de Quentin Tarantino, ‘Inglourious Basterds’, anunciando diariamente los pases que se realizan. Y la exhibición sería de películas fuera de cartelera, como maratones de Star Wars, por ejemplo.

Además me gustaría recuperar el valor social que tenía antes el cine, porque algunas veces, al finalizar la proyección se realizan debates sobre el filme. Por todo ello, cuanto tenga pasta para empapelar el edificio entero donde vivo, montaré mi propio cine :D