No soy una persona que sienta especial fascinación por la música. De hecho, escuchopoco a lo largo del año. Aunque dentro de las cosas que me gusta escuchar están las bandas sonoras y, últimamente, enfocadas al mundo de los videojuegos. Son canciones de acompañamiento ideales para tener de fondo mientras haces algo porque, como decían en Hipertextual, están pensadas para eso, para que el juego no tenga solo el sonido ambiente. En cuanto a mis composiciones preferidas, casi todas vienen de Japón y están desarrolladas para mis sistemas favoritos de todos los tiempos. Ya os dije que soy fan absoluto de la GameBoy y las PlayStations, así que mi selección musical se basa fuertemente en esos títulos.

Korobeiniki (Tetris, 1989)

Clásico total y absoluto de los videojuegos. Además de uno de los favoritos de siempre. Este temazo se inspira en la canción popular rusa que le da nombre, Korobeiniki. Aunque sea más conocida simplemente como la canción del Tetris. Obra del compositor japonés Hirozaku Tanaka, que es autor de otras bandas sonoras de juegos para consolas de Nintendo de esa época y anteriores. Un auténtico maestro en cuestiones de chip tune y que elaboró este, ahora, clásico inmortal.

Snake Eater (Metal Gear Solid 3: Snake Eater, 2004)

Hideo Kojima, alma mater de esta saga tan longeva que va desde MSX hasta PlayStation 4 es un reconocido aficionado al cine, se define a si mismo como cineasta frustrado. Su obra magna, Metal Gear, nunca ha ocultado ciertas referencias y predilección por las películas de James Bond, aunque su acercamiento más sincero se produce en la tercera entrega (quinta, si nos tenemos a los inicios), la primera en orden cronológico, que nos lleva hasta los años 60 y nos pone en la piel del Big Boss antes de alcanzar dicho título. El juego comienza con un potente prólogo al que da paso esta canción compuesta por Norihiko Hibino, pero interpretada por Cynhia Harrel, que se ganó el hueco en el corazón de los gamer con esa gran interpretación.

Opening Theme (The Secret of Monkey Island, 1990)

El único tema (y juego) de la lista que no procede del país del Sol Naciente. La aventura gráfica, ‘The Secret of the Monkey Island’ se mantiene en nuestra memoria como una de las mejores. Aquellos duelos de insultos escritos por Orson Scott Card (autor de ‘El juego de Ender’) y todo el universo creado por Ron Gilbert en los 90 con el motor SCUMM la han convertido, por derecho propio, en un título de culto. Además de todo ello, su banda sonora (que ha ido evolucionando con el tiempo) nos trasladaba a un lugar profundo del mar Caribe, lo que buscaba el juego. La banda sonora se le atribuye a Michael Land y Patrick Mundy, el primero muy ligado a LucasArts en su época dorada.

Liberi Fatali (Final Fantasy VIII, 1999)

‘Final Fantasy’ es historia de los videojuegos. Desde su primera aparición hasta el subidón que tuvo en PlayStation con la llegada del 3D, es una saga que aguanta hasta nuestros días y tiene nueva entrega programada para dentro de poco. Es cierto que no ha envejecido nada bien, yo al menos no los disfruto como antes, este temazo de apertura del juego es muy épico y no pierde intensidad. Sigue siendo igual de bueno que hace 16 años. Obra de Nobuo Uematsu, esta es la mejor composición de la saga (en mi opinión), aunque las de los juegos clásicos tampoco están nada mal. Temazo lo mires por donde lo mires.

Overworld Theme (Super Mario Land, 1989)

Por último, otro juegazo que tiene un tema que me encanta y no puedo evitar sonreir cada vez que lo escucho. Además, personalmente, me gusta más así, en modo chip tune, como sonaba en la GameBoy. Sobra decir que este fue el primer juego de Mario para la portátil de Nintendo. El compositor vuelve a ser Hirokazu Tanaka, todo un crack de estos dispositivos. Además, estas canciones no suenan igual que las de otros juegos de NES, no tienen el tema clásico de Mario, aunque, por mi parte, es uno de los mejores temas de toda la saga del fontanero bigotudo. It’s me, Mario!