Foto de Sonia Blanco.

Esta semana he estado en Huelva, más concretamente en La Rábida, en el Campus Iberoamericano de UNIA para asistir al III Congreso Andaluz de Periodismo Digital organizado por la APDA. El congreso, del que ya os he hablado, acabó el viernes y he tenido tiempo hasta ahora de pensar en lo que nos ha dejado. He reposado un poco y ahora me aventuro a realizar un pequeño resumen de lo que he aprendido.

  1. No nos debemos dejar deslumbrar por las nuevas herramientas que tenemos. Debemos seguir realizando lo de siempre, pero con la tecnología que hay a nuestro alcance. Y la ética tampoco cambia en exceso, seguimos siendo periodistas y nos regimos por las mismas reglas, aunque escribamos en soporte digital.
  2. Con una tablet y ganas se pueden hacer coberturas de la caña. Así lo demostró Paco Olivares, que se pegó un curro de la leche realizando un blog con texto, vídeos y audios, creado íntegramente por medio de la tableta ‘Playbook’ de Rim, la empresa de BlackBerry.
  3. Sería recomendable cambiar el modelo de negocio, al menos la forma tan irracional de hacer las cosas. Y ese cambio no tienen que hacerlo los periodistas, si no los empresarios, para que el periodista pueda seguir centrado en sus labores del día a día.
  4. Se aprende más en una cena en Huelva que en cuatro años de universidad. Triste, pero cierto, al fin y al cabo, la falta de profesores que estén trabajando en los medios en ese momento ayuda a hacer lo que han hecho.
  5. Que el periodista nace y se hace. La vocación es algo muy, muy necesario para ejercer esta carrera.