Como ya os he dicho, esta semana la dedico al especial sobre el Nexus 4. No solo lo quiero dedicar al aparato, también al cambio de sistema operativo que me ha acompañado casi cuatro años de mi vida (y lo sigue haciendo en el iPad). Ya he escrito sobre el viaje que tuvo el paquete, la comparación entre el 3GS y el Nexus 4 y la integración de ambos dispositivos en la vida diaria. Hoy quiero hablar sobre las cosas que me han gustado del sistema operativo de Google, antes de centrarme en las impresiones negativas que las dejaré para mañana. Mejor empezar un lunes con algo más alegre. Estoy inmerso en un cambio de SO y, por lo tanto, sigo descubriéndolo. He aquí las cinco características  que me han dejado un gran sabor de boca.

nexus-4

Personalización

La posibilidad de poner tu Android totalmente a tu gusto es una maravilla. No hay dispositivos prefabricados si no quieres que sea así. Puedes modificar casi cualquier parte del sistema para dejarlo a tu gusto y que refleje tu personalidad, sea cual sea. Las notificaciones, los launchers, los docks y demás parafernalia te posibilitan personalizarlo hasta el detalle más enfermizo. Eso es un gran punto a favor de Android, para qué engañarnos.

Integración

Me ha sorprendido, y mucho, la total integración de las distintas aplicaciones entre sí. ¿Estoy leyendo un post interesante en Chrome y quiero enviarlo por Whatsapp? Pues le doy y se comparte. ¿Que estoy viendo una imagen y la quiero subir a Instagram y Pinterest? Hecho. Siento que es una maravilla, algo que con iOS es, básicamente, Twitter, Facebook, Flickr, Vimeo, Youtube o correo electrónico. Android permite abrir todo en todas partes. Me encanta.

Widgets

No voy a decir “¿cómo he podido vivir yo sin esto?” porque no sería real, pero reconozco que los widgets de escritorio son muy útiles para múltiples funciones. Accesos directos a aplicaciones, información en pantalla sobre diversas cuestiones definidas de antemano. Un mundo de posibilidades con tan solo configurar un par de cuestiones. Me es muy útil, por ejemplo, tener un escritorio dedicado (más del 50%) a Google Keep y sus notas, amén de tener el widget correspondiente en la pantalla de bloqueo. El acceso directo a los lugares cercanos en el Foursquare también me parece muy útil, así busco antes de abrir la app.

Teclado

La combinación entre un teclado normal y otro perdí tico estilo Swype, me parece un acierto de la leche. Todavía estoy cogiéndole el tranquillo, pero a priori me parece la repanocha. Creo que le he acostumbrado a ese teclado y me parece maravilloso. Hasta el corrector ortográfico es inteligente y me permite añadir palabras según escribo. Acostumbrado al de iOS, el teclado de Android me parece la caña.

POKéMON y otros juegos clásicos

Sí, me gusta jugar a POKéMON de vez en cuando y Android me permite esa opción con facilidad. Ya le he instalado un emulador de Game Boy Advance al teléfono. ¿Para qué quiero juegos modernos si me encantan los antiguos y me lo paso genial? Aprovecharé para instalar emuladores de todo tipo y probar a ver qué sale de ello. Según he leído, hay hasta de PSOne, así que podría ponerme a jugar al ‘Final Fantasy VIII’ sin ningún problema. O al ‘Crash Bandicoot: Warped’.