Llevo tiempo pensando en ello, aproximadamente dos semanas. El caso es que todavía queda bastante para ello, pero nunca está de más decirlo cuanto antes. Quiero comenzar comentando el desencanto general, y personal, con la clase política española. En un post anterior escribí por qué Zapatero debería dimitir, el problema (y principal razón para que no lo haga) es quién le va a suceder, ¿Rajoy? Por ello quiero presentaros a mi candidato ideal.

Si señores, señoras y exploradores intrépidos, propongo un mono, bueno, Señor Mono, que igual es Presidente del Gobierno. Y es que ante este gesto tan reflexivo, me hace pensar, ¿de verdad es tan malo un mono como dirigente de este país? Por lo menos con él nos podemos reir a gusto, con esos dos no, que lo peor es que lo dicen en serio.

Así que nada, propongo al Señor Mono para candidato a Presidente del Gobierno. Y si creéis que no puede ganar, mirad esta noticia de un pueblo inglés, en el que las elecciones a alcalde las ganó un tipo vestido de mono, cuyo programa electoral era repartir plátanos gratis a los niños, así que vete a saber lo que podría pasar en este santo país.

Un saludo