San Mamés. La Catedral. Fuente: MiAthletic.

Hoy es el día. Se ha esperado durante veintiocho largos años y por fin ha llegado. Hoy, el Athletic Club está en disposición de ganar un título. La última oportunidad fue hace tres años, en la final de Copa de 2009, pero se vieron superados por el “mejor Barça de la Historia” en palabras de muchos. Hoy, en Bucarest, el Athletic lucha por alzar su primer título europeo en su dilatada historia.

Caparrós hizo un gran equipo. Suyo es gran parte del mérito de la actual plantilla. Cuando llegó a Bilbao, sacó al equipo del pesimismo y el ‘bienio negro’ que casi manda al Athletic a la Segunda División y se plantó en una final de Copa 25 años después. Cumplió su ciclo y le estamos agradecidos. En cuanto se supo que Josu Urrutia iba acompañado de Marcelo Bielsa en su candidatura a presidente del Athletic Club, apoyé al exjugador. Apoyo testimonial y figurado, no soy socio y por tanto no puedo votar. La idea de un entrenador como Bielsa en el banquillo de San Mamés me parecía una idea magnífica. Apoyé la llegada del argentino desde el momento que se supo que venía condicionado a la victoria de Urrutia, incluso cuando solo eran rumores.

La gabarra surcando la Ría en celebración del título en los 80. Fuente: AupaAthletic.

Bielsa no lo tuvo fácil. Los inicios no fueron muy buenos y se le criticó. Pero el equipo ha sabido adaptarse al juego y la idea del argentino y han maravillado a Europa. Nadie se esperaba que este año se llegase a dos finales: Europa League y Copa del Rey. Está, en parte, el pequeño borrón de la Liga, que el equipo no ha podido luchar por la Champions hasta el final, aunque el pase a la Europa League estaba asegurado desde enero. Aún así, partidos como los octavos de final contra el Manchester United o el de la fase de grupos contra el PSG en San Mamés dejan un buen sabor de boca respecto a este equipo. Comentan en los bares de la zona que nunca se ha visto jugar al Athletic como lo está haciendo el de Marcelo Bielsa. Nunca en la historia se ha visto un juego tan bonito y elaborado como el que practica este Athletic.

La plantilla también ha hecho mucho. Creo que tenemos los mejores jugadores de esta década, me atrevería a decir que es mejor equipo que el del doblete de Clemente, pero el fútbol ha cambiado mucho desde los ochenta. Javi Martínez, Llorente, Toquero, Herrera, Muniain, el descubrimiento De Marcos, el otro descubrimiento Ibai  Gómez, Aurtenetxe… El Athletic tiene un equipazo, cuyo único punto débil, o al menos el mayor, es el cierre. Nunca he sido muy fan de Gorka Iraizoz y me da mucho miedo de cara a la final. Es un jugador que te hace lo mejor y lo peor en un mismo partido. Y eso acojona bastante. Pero la plantilla es buena y va a hacer todo lo posible para sacar la gabarra.

Un millón de personas se reunieron para festejar el último doblete. Fuente: Diarios de Fútbol.

Pase lo que pase esta noche en el Estadio Nacional de Bucarest (Rumanía), el Athletic ha dado una gran alegría a todos sus aficionados. Para muchos es un hito poder vivir una final europea con un equipo tan peculiar que se empeña en jugar con jugadores de la zona. Y me fastidia mucho perdérmela, pero espero estar para la celebración del título, pues no dudo que se lo llevarán.

Se dice mucho que el Athletic no es solo un equipo, es una religión, algo que trasciende a lo meramente futbolístico. Estoy de acuerdo. Bizkaia entera lleva meses engalanada de rojo y blanco. Los balcones de las casas tienen banderas, los edificios públicos también. Se respira el ambiente athleticzale y se vive con ello. Por cierto, el título es un homenaje a Jon Erramun (@ErramunSebal) que ejemplifica todo lo que comento. Lleva utilizando esa etiqueta desde el primer partido del Athletic contra el Trabzonsport, confiando en llegar a la final. Y lo han conseguido.

Fuente: ignaciobilbao.blogspot.com

Dijo José A. Pérez (@mimesacojea) tras la semifinal contra el Sporting de Portugal que ojalá le gustase el fútbol. Es algo que trasciende los límites del deporte. En Bilbao, el fútbol es el Athletic y el Athletic es Bilbao, es algo más. Ser de Bilbao y no ser del Athletic (si te gusta el fútbol) es lo extraño. Y es hora que el equipo pague todo este apoyo y cariño con un título. Es hora de poder decir por el mundo que un equipo con jugadores de la zona se ha llevado el segundo trofeo de clubes más importante de Europa.

Aupa Athletic, beti zurekin!