Ante todo decir que no tengo conocimientos muy avanzados de economía (ni macro, ni micro), sólo rudimentarios adquiridos en una carrera de letras y en un bachillerato de letras mixtas. Pero aún así creo que tengo más estudios que el hombre que dirige este país, así que aquí va mi humilde receta para que España pueda (o no) salir de la crisis.

Puede que me equivoque en muchos sentidos y puede que las cosas que diga no tengan ni pies, ni cabeza, pero mi modelo económico gubernamental para salir del bache económico es, a grandes trazos, la new deal de Franklin D. Roosevelt tras el crack de la bolsa de 1929. La idea que yo propongo es coger todo el dinero del Plan E que se está gastando en pequeñas reformas y chapucillas, en muchos casos, y destinarlo a algo, que dicen, que hacemos bien, la alta velocidad. Imaginad todo el dinero destinado a las pequeñas chapucillas, más el dedicado a la construcción del AVE, en pos de una aceleración bestial en la creación de nuevas conexiones.

Imagen obtenida del partido.marianistas.org (CC).

Con 4 millones de parados, repartidos por toda España, se podría empezar a construir las líneas de alta velocidad en las zonas proyectadas, llevando a los operarios en autobuses, construidos en España, dando trabajo a esos trabajadores cuyas empresas automovilísticas quieren despedir. Algo parecido tiene pensado hacer el Gobierno Vasco, ha decidido pedir unas 500 furgonetas nuevas para la Ertzaintza, el cuerpo de policía autónomo, y que éstas salgan de la planta vitoriana de Mercedes. Pero no sólo de autobuses y conductores, también con trabajo, vive el hombre.

En las zonas de trabajo se podría crear más empleo. Por una parte el servicio de comida a operarios, comedores improvisados gestionados por el gobierno donde se les diera de comer a los empleados, con productos de la zona, para incentivar la ganadería, agricultura o pesca, y de paso controlar los hábitos alimenticios de la población. Ahí no acabaría la cosa, el sistema de limpieza, mantenimiento y seguridad de dichas obras, también podría ser una fuente de empleo, ligado a la alta velocidad. Los operarios se podrían formar con cursillos breves (un par de meses), no carreras universitarias, para realizar el trabajo asignado de una manera sencilla y rápida.

Creo que es una manera de dar trabajo a un gran grupo de personas, trabajo pensado para una época mala económicamente hablando, un empleo que se realizaría durante un par de años o hasta que el trabajador encontrase otra cosa que le interesase más. Pienso que podría ser una solución, como he dicho no soy economista, ni me he parado a mirar los números que maneja el Estado, pero oye, al menos como proyecto piloto podría funcionar.

¿Vosotros qué pensáis, cómo sacaríais al país de la crisis?