No sé si conoceréis lo que es Bharma, aunque por el nombre os lo podéis imaginar. En realidad, si metes Bharma en Google Maps te manda directo a las montañas del misterioso subcontinente de la India. Pero lo que os diré que el Bharma que visité es un santuario, un lugar de peregrinación obligatoria para todo aquel fan de Lost que se precie. Está situado en Barcelona, en un antiguo barrio industrial que trata de reconvertirse en un barrio, al menos en cierto punto, turístico. Después de la comunión por la que acudí a la Ciudad Condal, cogí el metro en una estación junto a la casa de mi tía, en Verdaguer, para ocho paradas después bajarme en Llacuna, en busca de la calle Pere IV, hogar de Bharma, la ‘Meca’ española de los losties.

La entrada del local es, como no podía ser de otra manera, totalmente esclarecedor con el tema que trata en el interior. Como veis en la imagen sólo se puede tratar de un local totalmente lostiense, los números, el logo, la bienvenida a los nuevos reclutas… El interior es más de lo mismo: la cola del avión, la escotilla, los jeroglíficos, además de un montón de merchandising y guiños a los seguidores. Otra de los motivos para pelegrinar hasta Bharma es la bebida, que quizás no sea de la mejor calidad (aunque la cerveza estaba buena), si no el envase, un recipiente inspirado en los productos de la Iniciativa Dharma. Aquí os dejo una foto que hice de una lata de ‘Red Bull’, publicada in situ, en mi cuenta de Twitter.

Para terminar os dejo con un vídeo, grabado en el baño del local, en el que se oye al Humo Negro. La verdad es que fue toda una experiencia y espero volver rodeado de seguidores de Lost, porque sólo no es muy entretenido. Un saludo y hasta el siguiente post :D

Baño Bharma