Mañana empieza el Mundial de fútbol. Tras cuatro años esperando, es la hora de volver a pasar medio verano pegado a la televisión para ver fútbol. Uno de los acontecimientos deportivos del año. De lo más visto, cuando hay. Para cualquier aficionado a este deporte es una fecha muy señalada. Este Mundial, en Brasil, viene cargado de polémica. El bueno de Carlos (@ElFregonero) se niega a ver esta edición. Yo no lo voy a poder resistir, ya estoy preparado para todo lo que suceda a partir de mañana. Y ganas tengo. Muchas. Hoy os quiero traer algunas de las selecciones a las que voy a estar atento.

El balón ofiical del Mundial, Brazuca, en el estadio Rio-Beira. / FIFA.

El balón ofiical del Mundial, Brazuca, en el estadio Rio-Beira. / FIFA.

España

escudo-españa

La última campeona del mundo afronta el Mundial de Brasil con ganas de volver a llevarse la copa y sumar su segunda estrella sobre el escudo. Una de las selecciones favoritas, con pocos cambios respecto al grupo que se llevó el torneo en Sudáfrica. Básicamente los jugadores del Atlético de Madrid. Pero poco hay que decir de ellos. Lo sabemos todo. Ya se encargarán de hacérnoslo saber con la exposición mediática a lo largo del campeonato. Existen muchas expectativas al respecto de ‘la Roja’. ¿Conseguirán cumplirlas?

Atentos a: Diego Costa.

El hispano-brasileño es la gran novedad de esta convocatoria y le tocará demostrar si es capaz de acoplarse al equipo español tan bien como lo hizo en el Atlético de Madrid, campeón de Liga y finalista de la Champions League. Y también si ha podido recuperarse de sus lesiones musculares.

Estados Unidos

Bpy0JyACUAEWvwj

Tengo que reconocer que llevo unos años siguiendo la selección estadounidense de manera intermitente. Antes incluso de la Copa Confederaciones de 2009. Con esta edición, son 20 años consecutivos entrando en la fase final de una cita mundialista. Desde aquel en el que fueron anfitriones (1994) han pasado con distinta fortuna por los diferentes mundiales. Puede parecer que los estadounidenses no juegan bien al fútbol, pero no es así. Al equipo masculino le queda mucho que demostrar, la selección femenina es la más potente del mundo. ¿Estarán los chicos al mismo nivel? Veremos. El primer partido se enfrentan a la selección que les apeó en octavos de Sudáfrica: Ghana. Morbo asegurado.

Atentos a: Jozy Altidore.

El jugador del Sunderland ha sido una de las decepciones de esta temporada en la Premier League. Suya será la responsabilidad de marcar los goles de la selección estadounidense. Además, la falta de su máximo artillero histórico, Landon Donovan, ha sido motivo de polémica entre los fans del soccer.

Bosnia-Herzegovina

Bpdg3FCCcAAeRAL

La cenicienta europea del torneo. Una de las grandes sorpresas de la fase de clasificación. Ocho victorias en diez jornadas. 30 goles. Es el cuarto mejor equipo europeo de esta fase. Será la primera participación de este joven país balcánico. Todo un logro. Un equipo joven, con jugadores formados y fogueados en equipos de primer nivel europeo busca conseguir sus primeros puntos en un torneo de estas características. Tiene un grupo complicado, con Irán, Nigeria y Argentina. La albiceleste será la primera piedra en su historia mundialista. Plantarán cara, es el espíritu bosnio.

Atentos a: Edin Dzeko.

El delantero del City es una de las grandes estrellas del equipo bosnio. Habrá que ver si consigue perforar las porterías de Irán, Nigeria o Argentina. Por nombre, es uno de los futbolistas más conocidos de la selección balcánica. ¿Cuántos goles meterá el citizen?

Colombia

falcao-colombia

La cafetera se queda sin una de sus referencias ofensivas. Radamel Falcao no estará en este Mundial por una lesión, pero no hay que menospreciar a la selección sudamericana. Ganador de la Copa América de 2001, no está presente en una fase final del Mundial desde Francia 1998. Una fase clasificatoria tan dura como es la de Sudamérica acaba dando duros competidores y selecciones potentes. Enclavado en uno de los grupos más descompensados, Colombia tiene muchas posibilidades de pasar a octavos de final y quién sabe el futuro…

Atentos a: Jackson Martínez.

El delantero del Oporto se rumorea para unos cuantos equipos europeos. Demostró su poderío en la pasada edición de la Liga de Campeones y en la liga portuguesa. Una de las referencias ofensivas del equipo colombiano, aunque con la dura competencia de Gutiérrez, Bacca o James Rodríguez. El ataque de Colombia da miedo.

Bélgica

BpwdXbAIYAAKXHL

Un habitual de estas fases finales. Bélgica es un equipo joven y ambicioso que quiere demostrar su tremendo potencial. Una selección con mucho hijo de inmigrantes. Bélgica está muy compensada y puede dar la campanada. Se habla poco de ella, pero puede ser la mosquita muerta. También tiene un grupo más o menos asequible con Rusia, Argelia y Corea del Sur. Veremos si esa defensa tan ferrea y esta selección tan Premier pueden dar la sorpresa. Uno de los candidatos a la campanada.

Atentos a: Thibaut Courtois.

El portero del Chelsea, cedido en el Atlético de Madrid, ha sido uno de los mejores del equipo del ‘Cholo’ Simeone. Uno de los guardametas más en forma de todo el planeta defenderá la portería de su país por primera vez en una cita mundialista. Los focos y las cámaras enfocarán al joven portero que tendrá que mantener la portería a cero si quiere que su selección llegue lejos.

Ghana

BpxhQXkIQAEmZ3Q

Ghana es la selección africana que más posibilidades tiene de hacer una buena actuación en el torneo. En Sudáfrica cayeron en cuartos de final tras eliminar a Estados Unidos. También cuenta con mucha calidad y potencial. Uno de los mejores equipos de África, la gran esperanza del continente para conseguir algo bonito en el torneo. ¿Conseguirán las estrellas negras alcanzar las semifinales? Veremos. Está difícil, pero torres más altas han caído.

Atentos a: André Ayew.

El centrocampista del Olimpique de Marsella es el comandante de la selección ghanesa. Todavía tiene recorrido y no sería raro que abandonase la disciplina marsellesa en dirección a Inglaterra. Es tan solo una especulación, pero oye, que puede ser. Su hermano Jordan también es un fijo en la selección, juega de delantero y comparte vestuario con André en el Marsella. Los hermanos Ayew lo tienen todo para montarla en el Mundial.