Ayer domingo nos enteramos de la muerte del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez González. Mucho se ha hablado sobre la figura de este destacado político. Desde sus años dentro del Movimiento del régimen franquista hasta el final de su carrera política en el ostracismo. Sin olvidar sus mayores logros. Puso en marcha el Estado de Derecho y restauró la democracia tras casi cuarenta años de dictadura franquista. Como bien viene recordar, los vascos estaremos muy agradecidos a Suárez por la aprobación del Estatuto de Gernika en 1979, poco antes de su dimisión. Pero esto no va a ser una loa a los logros del difunto estadista. De eso se han encargado este fin de semana, hasta la saciedad, los medios de comunicación de todo tipo.

Ojito al fútbol, ¿eh? / Captura de Javier Barrera.

Ojito al fútbol, ¿eh? / Captura de Javier Barrera.

Todo empezó el viernes con una rueda de prensa de Adolfo Suárez Illana, el hijo del político, anunciando la inminente muerte de su padre en un periodo no superior a las 48 horas. Así fue. El domingo, pasadas las tres de la tarde fallecía el primer presidente tras la restauración democrática en España. Como digo, todos los medios se volcaron. El sábado, el domingo y, claro, hoy, los periódicos sacaban en sus portadas a Adolfo Suárez, sus logros y diversas necrológicas. Siete páginas se cascó ‘El País’ el sábado sobre Suárez. ¿Con cuántas habrá salido hoy?

Me decía María Bernal (@MariaBernalT) que es un hecho histórico y, por lo tanto, está justificado la sobreabundancia informativa al respecto. ¿Seguro? Está claro que Suárez fue una figura clave en la Transición. Figura que se acabó apagando. No solo por la enfermedad que padecía, también por el olvido mediático. Ahora es el momento de recordar su figura y sus logros. Aunque se entreviste a los mismos de siempre y digan lo que ya han dicho hasta la saciedad.

11Diario de Sevilla

Muere Suárez. Corre, compra billetes en Renfe. / Captura de Javier Barrera.

Antiguos compañeros de gobierno como Eduard Punset. Exdiputados, todo el entramado mediático del 23-F; Fernando Ónega, antiguo jefe de prensa del expresidente; amigos de la familia; políticos diversos como Rodrigo Rato; periodistas de diversa índole… Chascarrillos, anécdotas e historias de todo tipo sobre Suárez. Todas buenas, por supuesto. Con el cadáver aún caliente no se van a decir malas palabras. Ni siquiera de aquellos que lo tachaban de traidor o lo criticaban en su momento. Bueno, si quedasen vivos de esos.

Como diría Francisco Umbral “ponen una serie de vídeos que todos hemos visto ya“. Las imágenes del 23-F (qué huevos los de Suárez), su dimisión, algunas con Franco… Vídeos que se han reproducido hasta la saciedad mientras se iban diciendo trivialidades, junto con loas a la labor del estadista. ¡En todas las cadenas! Ayer fue un monográfico de Suárez allá donde hubiese un equipo de informativos. Antena 3 decidió fastidiarle la siesta y el día libre a Matias Prats para organizar un especial que lo tenían en el resto de cadenas a excepción de laSexta y Cuatro,. Estos dos canales ya se resarcieron por la noche y dejaron de emitir sus programas estrella para hablar de Suárez, imagino que con las mismas intervenciones que los programas anteriores.

No quiero restar importancia a la figura de Adolfo Suárez, pero creo que la exposición mediática sobre este tema ha sido excesiva.  Todas las cadenas diciendo y haciendo exactamente lo mismo sin un ápice de originalidad. Contando una y otra vez las páginas de los libros de historia, sin aportar nada más allá de las impresiones personales de amigos y conocidos del fallecido. Impresiones que, en muchos casos, ya habíamos oído anteriormente. Tertulias y tertulias en todas las cadenas con los presentadores estrella (bueno, Telecinco con la Campos) para acabar diciendo lo buen presidente que fue Suárez y su importancia en la historia de España.

08Confidencial

Una de las mejores últimas fotos de Adolfo Suárez con el Rey. / Captura de Javier Barrera.

Los medios digitales e impresos (¿todavía queda algo por contar?) han podido innovar algo con líneas de tiempo e infografías, amén de rescatar algunas fotografías que siguen impactando a pesar del paso de los años. Aún así, la información que brotaba en las redes sociales era monotemática. “Ha muerto Suárez”. Hasta la hora del partido, que pasó a “Undiano ladrón”.

Como digo, no quiero menospreciar a Adolfo Suárez (que no es @cosechadel66). Lo que quiero es mostrar la falta de originalidad que impera en el periodismo televisivo español y lo clónico que puede ser todo, a pesar de la línea editorial del propio medio. Ayer lo pensaba, ¿en serio interesan tanto los monográficos televisivos sobre Suárez? Si a alguien le interesa ahondar en la figura, habrá toneladas de información en la Red mejor contada y con más tiempo para ser procesada. No solo los especiales, libros enteros dedicados a su figura. Si alguien quiere saber sobre Suárez, lo buscará. No me lo metáis por la fuerza, que se puede romper.