20130306-164025.jpg

Periodismo gratis. ¿Es ese el futuro? Parece que en cuanto a consumo no es la tendencia, pero no ocurre lo mismo cuando se habla de la generación de contenidos para consumir. Son célebres las ofertas de trabajo donde piden la de Dios es Cristo, con unos requisitos que ni para ministro (ya lo vemos) y pagan una mierda. Un euro, dos euros o tres euros (eso los generosos) por 20 o 30 artículos a mes de entre 250 y 500 palabras. ¿Es una retribución justa? Urdangarín cobraba más por copypastear informes en Noós.

Ayer salió el caso de un periodista estadounidense que recibió una oferta de ‘The Atlántico’ para escribir unos reportajes a cambio de visibilidad. La estrategia tan criticada de ‘The Huffington Post’. Y encima querrán que sean originales y bien escritos, como debe ser. ¿Es justificable el todo gratis en la elaboración de contenidos?

También está el modelo freemiun, que en castellano se dice “que lo haga el becario”. Redacciones llenas de jóvenes inexpertos (como el menda) que no tienen mucha idea y tiene la responsabilidad de llevar la web y llenarla de teletipos. Periodismo de redacción donde ni las agencias se molestan en trabajar un poco esos contenidos. Ni los medios en contrastar las fuentes y las noticias. Periodismo viciado.

Otro día escribiré sobre el bajón de calidad y lo malacostumbrados que estamos al ‘periodismo’ que nos dan. Ya conté que tengo una compañera que quiere buscar una manera de hacer Periodismo (con mayúscula) a base de grandes reportajes y pagar a los periodistas por años de documentación y elaboración si es necesario. Debe ser de las pocas que piensa así, porque este oficio nunca ha sido de los mejor pagados, ni valorados. Bueno, hay excepciones, los directivos si que cobran bien y viven genial del tema.

Me alegra ver, por otro lado, que eldiario.es se gaste casi cien mil euros en nóminas y pagos a la Seguridad Social. O que los chicos de ‘La Marea’ estén buscando periodistas para contratar. ¡Qué corcho! También esos periodistas que se parten los cuernos con sus micromedios y tratan de hacer un Periodismo mejor aunque no cobren e, incluso, pierdan dinero en ese ejercicio. Nadie sabe cuál es el futuro real del periodismo, yo solo espero que no sea gratis.