Voy a empezar una serie de posts, que los publicaré a lo largo del verano, y que van a tratar sobre los blogs y la blogosfera, metaposts, vamos. La razón es simple: es un tema que me gusta, sobre lo que hay mucho escrito, sobre lo que escribo poco y encima es más o menos sencillo hacerlo. Por eso este verano, en Blog de Bori, te vas a cansar de leer sobre blogs, cuando no tenga ideas para una entrada, la haré sobre las bitácoras. También dan bastantes visitas. Así que ahí vamos con las 10 razones para tener un blog.

  • Desahogo. Esta razón puede hacer perder dinero a muchos psicólogos y psiquiatras se queden sin trabajo, aunque tampoco es algo tan drástico. Un blog ayuda a soltar tus ideas, da rienda suelta a tus pensamientos, puede ayudar a enfrentarte mejor a la frustración del día a día. En vez de pagar y descargar tu mala leche con la gente que te rodea, publícalo en un blog, puede que la gente se sienta identificada y formes piña o tus desgracias te acaben convirtiendo en un gran cómico.
  • Cultura. Pues sí, escribir un blog culturiza, ya sea por evitar las faltas de ortografía (que según @marttta las tengo, en su mayoría por no repasar los textos), ya sea por buscar temas leyendo libros, periódicos o blogs, o quizás sea porque andando se hace el camino y escribiendo se adquiere cultura. Pero creo que sí que ayuda en cierta parte a mejorar el nivel cultural del que escribe.
  • Autoestima. Quizás el mero hecho de escribir no mejore la autoestima, pero el número de visitas y los comentarios lo hacen. El subidón que da ver un pico de máximos en las estadísticas de tu blog es dificil de describir y reproducir. Es algo único y ayuda a sentirte mejor. A eso le sumamos los comentarios, gente que te lee y a la que le interesa tanto lo que pones que se decide a comentar algo que le ha llamado la atención, en lo que discrepa e incluso hay gente a la que le gusta y te da ánimos. Eso cuesta encontrarlo y no se entiende el valor que tiene hasta que no se experimenta.
  • Edad. No hay edad para escribir en un blog. 80 años separan a Ander Juan o Íñigo Salto de Maria Amelia y los tres han escrito (aunque Ander está empezando) con ganas y sobre lo que quieren. La edad no importa, ni para sobre lo que escribir, ni cómo. El mejor ejemplo es Águeda, una abuela bloguera, bastante conocida gracias al programa Tonterías las Justas y que tiene muchas cosas que sólo se pueden calificar de WTF! o #ayquemelol. Las chorradas no tienen edad, los blogs tampoco.
  • Disciplina. ¿Por qué aparece esto en la lista? Porque escribir un blog, mantener una regularidad y no dejarlo a las primeras de cambio, requiere una disciplina interior, una fuerza de voluntad de ponerte con él y tratar de sacarlo adelante aunque no te apetezca, ser más fuerte que la pereza. Siempre que se empiezan proyectos como estos se hacen con muchas ganas e ilusión que se van a apagando poco a poco hasta morir de inanición. Una frase muy repetida es “a ver si me resucito mi blog” o muletillas por el estilo, eso es lo sencillo, lo duro es seguir al pie del cañón y crear contenidos. Claro que hay que descansar, pero avísalo y que esas vacaciones no acaben siendo eternas y matando al pobre blog. No lo abandones, él no lo haría.
  • Libertad. Lo bueno que tienen los blogs, es que como suelen ser gratuitos o semigratuitos, la libertad que tienes sobre qué y cómo escribir es total. No tienes a nadie por encima para que te diga, eso no está bien, eso no me gusta, no puedes escribir sobre esto. Es algo muy positivo, porque tú te autocensuras y eres el que elige qué publicar o no. Y lo mismo con los comentarios, si uno no te gusta, no lo publicas y ya está. Y dependiendo de cómo te lo montes, puedes escoger quién te patrocina o te da dinero, quién se anuncia en tu blog, no tienes la limitación, en teoría, de tener que cuadrar la caja para que te de beneficios, si no quieres, no pones publicidad, es tu hobby, no tu modo de ganarte la vida.

    Viñeta de Mauro Entrialgo

  • Hobby. Dicen que es bueno tener un hobby, pues ¿cuál mejor que ponerse a escribir como si no hubiera mañana? No haces daño a nadie, siempre y cuando no insultes, y encima te puede ayudar de manera personal y profesional. Hoy en día ya no es tan raro que la gente tenga blogs, de hecho, deportistas, actores, incluso los de Sálvame o Gran Hermano tienen uno, no es de frikis, es la transformación y exposición del diario secreto de toda la vida. Es lo mismo, en algunos casos, pero público, lo cual nos lleva a la autoestima.
  • Marca. Mucho se habla de la marca personal o imagen de marca digital.La mejor manera de mantenerla es con un blog, algo que centre tus esfuerzos, la tabla donde se agarran el resto de redes sociales. Si te fijas en este blog, es el centro desde el que parte todo, ya sea el Twitter, el Flickr o el Facebook, todo termina aquí, en el blog, en el centro del caudal informativo de blogdebori. También te puede servir como tarjeta de presentación para un trabajo, alguien que te vaya a contratar puede leer tu blog y deducir el tipo de capacidades que tienes y el perfil de trabajador que eres, todo lo que puedes aportar a su empresa.

Y estas son mis razones para tener un blog, puede que no sean las mejores, ni las más bonitas, pero son las propias. ¿Y tú, tienes un blog, tienes tus razones o planeas hacerte uno?

Un saludo.