Ayer, en una conversación con David Fernández (@davfernandez) y Harris (@hcastill0) me vino a la cabeza una idea: ¿Y si para evitar colapsar tanto los juzgados, se juzgasen a si mismos los propios implicados? Sí, es una locura, pero me ha dado por pensar en ello. Hablo, por supuesto, de delitos menores, cosas pequeñas. Me ha dado por pensar en ello. ¿Vosotros qué haríais? Porque he recordado lo que decían sobre los seguros, un tipo de seguros que afecta a aparatos electrónicos como televisiones, ordenadores o teléfonos móviles, en los que para cobrar la cantidad estipulada solo había que tener una denuncia por robo. A propósito de eso les preguntaron si la gente no iba a falsear esas denuncias con tal de llevarse el aparato gratis y desde la aseguradora respondieron que lo preveían, pero tan solo un 10% del total hacía eso, por lo que no había problema.

¿Pasaría igual en los autojuicios? Si pillan a una persona realizando un hurto y lo llevan ante el juez y le dicen que él mismo debe elegir su culpabilidad o no y la pena, ¿creéis que la gente sería honesta y se impondría penas que luego cumpliría? Algo del estilo “vete a tu habitación y piensa en lo que has hecho”. Es una idea que me ha rondado la cabeza, os dejo que penséis sobre ello y, si os apetece, debatáis en los comentarios o en el Twitter, yo soy @blogdebori y estoy abierto a estas cuestiones, por pasar el rato y divagar un poco.

Un saludo.