No puedo evitarlo, soy tuitero. Enganchado a los 140 caracteres y a ver qué dice mi TimeLine en cada momento, me gusta, me apasiona, es una manera de estar en contacto con la actualidad más inmediata, lo que está pasando en el mundo, charlar sobre temas que me interesan con gente que sabe de eso y pasármelo bien a la vez que aprendo a cada tuit que pasa. Como he dicho, soy tuitero. Y como tuitero que soy (siento tanta repetición) no me ha gustado nada el reportaje principal, el de portada, de ‘El País Semanal‘ del pasado domingo. Tengo una semana cañera con el periódico de PRISA, pero se han pasado, a mi entender, bastante este fin de semana. El reportaje en cuestión lo puedes leer aquí.

Quiero comentar varias cosas, todas ellas las he subrayado para que no se me olviden. Quiero empezar con:

Los blogueros asisten a un congreso en Burgos y saturan Twitter contando lo que comen, ven y escuchan“. Creo que empieza mal, el término ‘saturar’ presagia que el reportaje no se va a centrar en el tuitero anónimo que es la base de Twitter.

Popularizada entre el gran público gracias al idilio sostenido con famosos y medios de comunicación“, aquí solo quiero mencionar el flaco favor que le hace Twitter al periodismo de sofá, aquel que saca las noticias de lo que sucede en la red social solo porque no quiere trabajar mucho y le parece que a alguien le puede interesar. Famosos, medios de comunicación y Twitter es una mala combinación.

“[…] desempeñando un papel clave en un acontecimiento histórico como son las recientes rebeliones en los países árabes“. De nuevo un dato que me enerva, el papel clave en las rebeliones ha sido la gente y si me apuras Facebook, Twitter no es una herramienta tan masiva como creemos muchos de los que la usamos, de hecho unos egipcios querían llamar ‘Facebook’ a su hija por haber colaborado en la rebelión, no dijeron nada de Twitter.

Las cuentas de los medios son responsables de la mayoría de los temas calientes (trendingtopics) que los usuarios filtran y difunden a toda velocidad“. De nuevo, a mi entender, como todo el post, falla. Los medios de comunicación no tienen tanto poder como creemos los periodistas que lo tienen, los trending topics, en muchos casos no son lanzadas por las cuentas de los medios, se tratan de cosas que suceden en la calle o en la propia red social. Muchas de las informaciones que alcanzan esta categoría son recogidas por medios de comunicación, dónde va a parar, esa es su función, pero no es lo mismo que ser responsable de ellos.

A diferencia del correo electrónico, la etiqueta tuitera no requiere una respuesta inmediata“. Ahora me entero que tengo que responder a cada mail de venta de viagra que me mandan. “En España corrieron ríos de tinta cuando el mes pasado EL PAÍS suspendió la campaña publicitaria del director Nacho Vigalondo“. De nuevo, datos imprecisos, según comentó el propio director en su blog de ese medio:La campaña publicitaria no se podría cancelar por mis soeces twitteras… Porque ya había terminado, el pasado domingo. Así lo expliqué”. Siendo la periodista de la propia casa, eso es información mal contrastada.

Gerard Piqué dio un gran espaldarazo a la popularidad de Twitter en España el mes pasado”, creo recordar que en una parte del reportaje cita el dato de crecimiento de esta red en España que es del 151% en el último año, no en el último mes, ese crecimiento indica que Twitter ya era popular antes del “espaldarazo” de Piqué.

Se trata de una herramienta de marketing barata, efectiva y fácil de manejar“. Estoy en desacuerdo con esto, no creo que sea tan efectiva, ni tan barata, ni tan fácil de manejar. Mantener una comunidad es algo duro y difícil que además requiere un trabajo y esfuerzo que no se ven recompensadas de manera adecuada. Puede ser una potente herramienta de mercadotecnia, pero no surge de la noche a la mañana.

Por eso yo las llamo wikirrevoluciones (como Wikipedia), movimientos sociales autogenerados y autoorganizados, que se basan en redes horizontales de comunicación y confianza entre la gente, que empiezan en Twitter y Facebook y acaban en la calle y, cuando es necesario, en las barricadas, como en los tiempos heroicos. Pero para llegar a las barricadas hay que pasar por la red. Estas son las revoluciones de nuestro tiempo, protagonizadas por jóvenes con los medios propios de su generación, las redes sociales“. Finalmente no puedo dejar pasar esta perla de Manuel Castells con la que no estoy nada de acuerdo. Creo que las cosas suceden en la calle y luego pasan al mundo virtual, no al revés como parece indicar esto.

Resumiendo, que esto queda largo, el reportaje no me ha gustado, no se ha centrado en la verdadera diversidad y lo que enriquece a Twitter que son las personas que están al pie del cañón escribiendo, compartiendo, divirtiéndose… Quiero aclarar, por si puede parecer lo contrario, que no tengo nada que ver con la autora del mismo, simplemente no creo que sea un buen ejemplo de reportaje. Trata el tema de manera superficial centrándose en los famosos y gente conocida, cuando hay mucho más que se puede decir y comentar al respecto.

Por mi parte nada más, nos vemos en el siguiente.