Estos días estoy lanzando cebos en Twitter sobre los post que tengo pensado escribir por la noche, la jugada está saliendo bien en cuestión de comentarios, puesto que cada follower tiene sus propios intereses y cada vez comentan personas distintas. Quiero decir, que si lo leen, a esos comentaristas les debo comentarios, suelo leerles pero a la hora de la verdad o se me olvida, o lo dejo para luego o se me apaga el ordenador, como suele ser una maldita costumbre últimamente (qué ganas del Ubuntu 10.04). A parte de los cebos, trato de articular los titulares con preguntas para animar a la gente a que responda. Así que después de mi discurso, atrévete a dar tu opinión, que no censuro (por ahora).

Obra de Mauro Entalgo, en Plétora de Piñatas del 17/11/09 (CC)

Vamos con la pregunta: ¿desvirtúa el doblaje o la traducción la obra original?. En mi humilde opinión, sí. Quizás la traducción de un libro no provoque la pérdida tan grande, pero el doblaje si.Un ejemplo claro es en diversas conversaciones, más guiños que otra cosa, en español que pierden todo su sentido al doblar la serie totalmente al castellano. El caso de House o Perdidos, en cuatro, hace poco tiempo lo atestiguan. El capítulo 6×09 de Lost, es un episodio casi íntegro en español (en su versión original) y en algunos casos, la introducción de partes en inglés estaba justificada en el guión, al doblarlo, pierde todo el sentido y te hace pensar que es una escena WTF! Lo mismo pasa con House, en una conversación con un paciente sudamericano, chapurreando en español y metiéndose con Wilson sin que este se entere, porque no habla español. Eso en la versión doblada, de nuevo, se pierde.

En el caso de las traducciones, supongo que pasará algo por el estilo, pero al no existir imágenes, cuesta menos imaginarse esos errores de traducción. Aún así me parece muy loable el hecho de una empresa comercialice en Euskadi (creo que con El Correo) una serie de libros infantiles trilingües, con partes en euskera, castellano e inglés, todo mezclado en un sólo libro, un título que recuerde es “Las mejores oporrak de mi life” (Las mejores vacaciones de mi vida).

Ayer, leyendo el Diario Público encontré un artículo de opinión preciso que hablaba sobre el tema de la piratería, a la que me gusta denominar Justicia Digital, pagamos canon, nos vengamos, justicia o karma, lo que prefieras, además es legal. Os dejo el artículo para que podáis ver con vuestros propios ojos a qué me refiero. No he podido encontrarlo, así que os dejo un enlace al periódico completo de ayer, el artículo está en la página 36, escrito por Luis Matías López y titulado Piratería en el siglo XVIII.

Un saludo y buenas noches.